• de
  • fr
  • en
Cómo es la Seleccion de directivos

Dentro de una empresa, uno de los activos más importantes que puede tener son los directivos, aquellas personas encargadas de realizar las decisiones más importantes, tomando la responsabilidad sobre los proyectos. Por ello, la elección de aquellas personas adecuadas para el puesto es una obligación dentro de cada entidad.

¿Qué es la Selección de directivos?

 

La Selección de directivos (o Headhunting) es el proceso de contratación en una empresa de los profesionales que tomen las decisiones que mejoren y consigan el crecimiento de una empresa, a través de las decisiones correctas en relación con presupuestos, proyectos o sobre personas.

La importancia de estos puestos hace que su correcta elección, adecuándose a las necesidades de la empresa y teniendo en cuenta la experiencia que posee sea esencial para no cometer errores que puedan llevar a una pérdida de recursos. Así, es necesario que sean profesionales cualificados los que realicen este tipo de procesos, similar al de cualquier contratación con el Reclutamiento y Selección de Personal.

Estos servicios son normalmente realizados por el propio departamento de Recursos Humanos de la empresa, pero en muchas ocasiones los recursos utilizados son poco eficientes. En los últimos años, ha surgido en el mundo empresarial una nueva forma de hacer estos servicios, con la externalización en otras compañías. A esto se le llama BPO u Outsourcing, a través de Consultoras de Recursos Humanos, especializadas en este tipo de servicios. Dado que este es un proceso complicado y tedioso, contar con un equipo de profesionales permitirá que este procedimiento sea rápido, correcto y ahorrará costes y posibles pérdidas futuras.

Estas nuevas empresas han tenido una expansión a nivel global muy rápida, y según Statista, en un informe de 2020, el volumen de facturación de este sector ha llegado a ser de más de 18 mil millones de euros a nivel global.

 

Ventajas de realizar el Outsourcing de la Selección de directivos.

 

Cuando se llevan a cabo este tipo de procesos hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones se pueden cometer errores dentro de la empresa que acarreen consecuencias imprevistas, así la existencia de empresas que realicen estos servicios permite que estos errores sean minimizados. Las principales ventajas que tiene externalizar estos servicios son:

          Un proceso llevado a cabo por especialistas del sector: el único fin de la empresa contratada está relacionado con los Recursos Humanos, por lo que sus principales proyectos y finalidades serán llevar a cabo estos procesos de la manera más correcta posible.

          Una gestión imparcial y objetiva en los casos de reclutamiento interno: la posibilidad de tener una empresa externa a la propia que observe a los empleados y a aquellos que sean ideales para el puesto hará que las decisiones no se tomen teniendo en cuenta en muchas ocasiones lazos de amistad entre empleados.

          Ahorro de recursos: los recursos de una empresa son importantes y escasos, por lo que su uso deberá ser de la manera más eficiente posible. La existencia de estas entidades permitirá a la propia empresa focalizar sus recursos en proyectos relacionados con el sector que desempeña.

 

La Selección de directivos paso a paso.

 

Como cualquier proceso, la Selección de directivos necesita de unas fases para que se pueda llevar a cabo de la mejor manera posible.

1-      Identificación de las necesidades de la empresa y aquel puesto que sea necesario cubrir: es el primer paso a realizar, ya que una correcta detección de qué es lo que necesita la empresa, así como las funciones que se desempeñarán en el puesto y las responsabilidades que tendrá el candidato servirán de inicio para comenzar una búsqueda.

2-      Conocimiento del mercado de trabajo: así como saber el estado del mercado según su sector, saber también las condiciones que se imponen en el mismo permitirá cuantificar la cantidad de aspirantes al puesto.

3-      Especificaciones del perfil de búsqueda: se trata del prototipo a buscar, en el que se supondrán los principales requerimientos para el puesto, tales como nivel académico, experiencia profesional, habilidades tecnológicas, idiomas y aquellas competencias ideales para el puesto.

4-      Condiciones del contrato: exponer las especificaciones del contrato será necesario para poder comenzar la búsqueda, así algunos elementos como el sueldo, bonus, vacaciones y otras retribuciones serán esenciales a exponer a la hora de buscar un posible candidato.

5-      Reclutamiento de posibles candidatos: para poder comenzar con la búsqueda será necesario recopilar toda la información antes mencionada y teniendo en cuenta las condiciones presentadas, tomar diversas formas de reclutamiento. Así, hay dos tipos de reclutamiento que puede realizar una empresa en este sentido:

          Reclutamiento interno: se trata de realizar una búsqueda para el puesto dentro de la misma empresa, en la que gracias a la información con la que se cuenta por estar dentro se puede decidir de una manera más sencilla.

          Reclutamiento externo: esta vez se realizará una búsqueda en el mercado de los mejores candidatos a ocupar el puesto. Podrá hacerse de dos maneras, directa, en la que es la propia empresa la que realiza la búsqueda y va seleccionando perfiles; o pasiva, en la que los diferentes aspirantes se presentan a través de candidaturas y es la propia empresa la que realiza la preselección.

6-      Preselección: a través de un cribado se escogen los perfiles ideales para el puesto, teniendo en cuenta principalmente su CV y trayectoria y perfil profesional.

7-      Selección de Personal: como cualquier proceso de contratación, se llevará a cabo una serie de pruebas y entrevistas a los candidatos para poder escoger entre ellos a los mejores aspirantes.

Las entrevistas será mejor que sean realizadas enfocadas en las competencias de los diferentes aspirantes, para poder saber su posible desempeño en situaciones que se puedan dar dentro de la empresa. Una característica de estas entrevistas, es que cuanta más personas den su opinión sobre el candidato será mejor a la hora de elegir.

Las pruebas realizadas también servirán para comprobar las habilidades del candidato de forma individual pero también grupal.

8-      Decisión final: después de un largo proceso de acumulación de datos y opiniones será el mismo departamento de Recursos Humanos el que haga la elección definitiva entre los candidatos que finalmente queden, teniendo en cuenta que deben ser varios para no evitar posibles abandonos.

 

Conclusión

 

La existencia hoy en día de cada vez un número mayor de Consultoras de Recursos Humanos, como INS Global,  da la oportunidad a las empresas de poder ahorrar costes y mejorar sus aspiraciones con un mayor enfoque sobre los proyectos del sector. Este tipo de empresas no solo únicamente realizan la búsqueda de directivos, si no que entre sus servicios cuentan con la Gestión de las nóminas, el Reclutamiento y la Selección de Personal, entre otros.

Hablemos