< img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1100159444078276&ev=PageView&noscript=1" /> Cómo mejorar la comunicación en una empresa - INS Global
  • de
  • fr
  • en
6 consejos para mejorar la comunicación en una empresa

La comunicación interna es un aspecto fundamental es el objetivo de toda empresa para ser eficiente. Ahora más que nunca, se ha puesto de manifiesto la importancia de cuidarla y fomentarla debiendo adaptarse a nuevos escenarios y situaciones.

Es clave para el correcto funcionamiento de los equipos y que a su vez éstos interoperan unos con otros y con ello se consigan los objetivos de la empresa. La comunicación debe darse en todos los sentidos, fomentando el diálogo, mejorando la productividad, la eficacia, la motivación y la cohesión.

La motivación de los trabajadores influye directamente en la productividad, por lo que invertir en una comunicación interna de calidad a través del departamento de Recursos Humanos repercutirá en los resultados de cualquier entidad.

Dada la velocidad del mundo empresarial hoy en día, la posibilidad de optar por una alternativa que permita hacer el outsourcing del área de Recursos Humanos y además contar con la profesionalidad de estos servicios, ha de tenerse en cuenta para poder tener una mayor competitividad en el mercado.

 

Escuchar a todos los miembros de la organización

 

Para conocer y tener en cuenta toda la información de la empresa, se deben escuchar a todos sus miembros, para conocer los aspectos a mejorar, y algunos de ellos pueden ser saber qué procesos son más molestos, cómo fomentar un buen clima laboral o cómo aumentar la motivación.

Una vez recopilada toda esta información se ha de elaborar un plan de acción que dé respuesta a todas las inquietudes transmitidas, poniéndola a disposición de todos los miembros de forma transparente y accesible para garantizar su correcta comprensión.

Tener en cuenta a todos los miembros de la empresa creará vínculos sólidos con ellos, involucrándose al máximo y alineándose con los valores y objetivos de la compañía. Para ello, la comunicación debe ser horizontal, evitando marcar jerarquías y conectando así al equipo con el trabajo; y continua para que los trabajadores conozcan el progreso de los proyectos y puedan aportar para mejorar su rendimiento.

 

La clave de la comunicación interna es la planificación

 

Tener una visión clara y comprender los objetivos de la empresa es necesario para desarrollar un trabajo eficaz. Transmitir y explicar los valores y la misión de la compañía lleva tiempo, pero se ha de concretar ya sea en la formación corporativa o como recordatorio habitual.

La correcta comprensión favorece que los trabajadores se alineen con los objetivos de la organización, fomentando una buena comunicación. Es mucho más probable que los trabajadores se comuniquen correctamente cuando se sienten implicados en el presente y futuro del negocio.

Para una adecuada comunicación interna es importante elaborar estrategias concretas, que transmitan los mensajes adecuados en los tiempos correctos. Una vez definido el proceso de comunicación es esencial ceñirse a él.

Cada área empresarial tiene necesidades diferentes, lo cual requiere estrategias propias. Si los mensajes no se entienden, se generará confusión y malentendidos. Por ello, gracias a una comunicación efectiva se obtendrán resultados

 

La estrategia de comunicación interna como parte de las acciones de la empresa

 

A partir de una estrategia bien definida y una planificación de los aspectos clave de la comunicación interna, se ha de implementar mediante acciones que demuestren su aplicación.

Cada organización guarda su propio conocimiento interno y experiencia propia. Aprender y manejar los procesos puede llevar un determinado tiempo de adaptación, así como requerir de una formación específica.

Transmitir estos conocimientos correctamente implica que las acciones están bien definidas e implementadas, disponiendo de procedimientos de comunicación adecuados a la situación y al tipo de respuesta que se espera.

 

Compromiso entre todos los miembros de la organización

 

El éxito en la comunicación requiere del compromiso de todas las partes implicadas, rompiendo los esquemas tradicionales de comunicación unidireccional de la dirección a los trabajadores.

La accesibilidad y asertividad de los directivos junto a la promoción de acciones que impliquen y motiven a los empleados son dos aspectos básicos para construir equipos productivos y competitivos. 

El esquema jerárquico tradicional dificulta una comunicación fluida, por lo que las empresas van apartándose poco a poco de ese modelo, apostando por nuevas estructuras más planas consiguiendo equipos más eficaces.

Una toma de decisiones más ágil y un liderazgo más accesible permiten comunicaciones más fluidas, lo que repercute, directamente, en resultados más rápidos y mayor adaptabilidad.

 

Transparencia

 

La confianza de los trabajadores en sus responsables y directivos es fundamental en cualquier empresa que quiera mejorar sus resultados.

Para ello, la transparencia en la gestión es imprescindible, por lo que la comunicación debe fluir sin obstáculos, ser clara y transmitirse de forma directa, agilizando los procesos y repercutiendo en la confianza.

Sencillez y claridad es la base de una buena comunicación interna. El objetivo final es informar y aportar información de interés.

 

Flexibilidad

 

Flexibilizar las estrategias tradicionales repercute directamente en la productividad y en la consecución de los objetivos empresariales. Mediante la participación de todos los empleados se optimizan los procesos y se refuerza la confianza, evitando estancarse por aplicar políticas conservadoras.

La mejora en la comunicación se practica tanto entre los miembros de los equipos como entre éstos y sus directivos. Los responsables de una organización deben transmitir la información a los trabajadores en los mismos términos que reciben respuesta por su parte, estando dispuestos a tenerles en cuenta en ambas direcciones de la comunicación.

Esta flexibilización de las relaciones ayuda a que el empleado tenga una comunicación más clara y fluida, sintiéndose escuchados y comprendidos, vinculados a la organización y repercutiendo en la productividad y en el clima laboral.

 

Conclusión

 

Una comunicación interna eficaz repercute en los resultados de la empresa. La motivación del empleado se consigue gracias a tenerle en cuenta y haciéndole partícipe de la organización, consiguiendo con ello que se vincule y desarrolle un sentimiento de pertenencia al grupo mejorando su rendimiento e implicación.

A través de la externalización de los servicios de Recursos Humanos mediante el BPO, estas tácticas serán de uso para la empresa además de poder colaborar en ambos lados durante todo el proceso que se trabajen juntos.

El éxito de una organización depende de que la información fluya correctamente entre sus miembros. Una buena comunicación interna impulsará a su organización hacia nuevas metas.

INS Global es una Consultora de Recursos Humanos que nace en 2006 y ha ayudado a más de 600 empresas alrededor del mundo. Entre sus servicios se encuentran el Reclutamiento y Selección de Personal, la gestión de nóminas o la gestión de personal. Contáctanos y te responderemos en menos de 48 horas.

Hablemos