< img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1100159444078276&ev=PageView&noscript=1" /> El coste de contratar en Norteamerica - INS Global
  • de
  • fr
  • en
El coste de contratar en Norteamerica

En el mundo empresarial es importante tener una visión de futuro de cara a posibles expansiones internacionales debido al crecimiento de la empresa y a los posibles nuevos mercados que surjan.

Es por ello que cualquier empresario debe tener en cuenta cuáles son los costes que pueden surgir de cara a nuevas contrataciones en los nuevos países en los que la empresa vaya a tener actividad.

En América del Norte, a pesar de ser pocos países, es importante tener en cuenta la heterogeneidad de cada uno de ellos, y es por ello que se analizará los costes que supone para la empresa cada trabajador.

 

Canadá

 

En Canadá se rige un sistema similar al de Reino Unido, al ser una antigua colonia perteneciente a la Commonwealth, goza de un sistema de Seguridad Social de protección para los trabajadores.

En las contribuciones que realiza el empresario suponen un 7.91% del coste total del trabajador, que se reparten entre seguros y la contribución a planes de pensiones. Por el lado del empleado, las contribuciones suponen el 7.28% del sueldo bruto del trabajador.

Para el Impuesto sobre la Renta, es progresivo y por tramos, desde un 15% federal para rentas hasta 50,197 dólares canadienses hasta el 33% federal para rentas superiores a 221,708 dólares canadienses.

Es importante reseñar que dependiendo de la zona geográfica donde esté el trabajador, puede tener mayores contribuciones, el caso de Ontario, hace que las contribuciones o el pago de impuestos de la renta sea mayor.

 

México

 

Para el caso de México, hay que tener en cuenta que hay una gran protección a los trabajadores que hace que las contribuciones a la Seguridad Social sean más altas.

Dentro de las contribuciones que realiza el empresario, varían según la cantidad de dinero que se gane, oscilando entre el 36.69% y el 43.72% del coste total del empleado. En el caso de las contribuciones del empleado, estas suponen el 2.775% del sueldo bruto del empleado, por lo que cae casi toda la presión de las contribuciones en el empleador.

El Impuesto sobre la Renta en México es progresivo y por tramos, variando desde un 1.92% para rentas inferiores a 7,735 dólares mexicanos hasta el 35% para rentas superiores a 3,898,140.12 dólares mexicanos.

 

Estados Unidos de América

 

En Estados Unidos rige un sistema de mayor flexibilidad laboral, con una menor cantidad de contribuciones a la Seguridad Social que permite un mayor dinamismo en el mercado laboral.

En las contribuciones a la Seguridad Social por parte del empleador, suponen el 13.65% del coste total del empleado, para desempleo y seguros sanitarios. En el caso de las contribuciones del empleado, estas pueden variar según la renta que tenga, desde un 13.65% hasta un 14.55% para seguros sanitarios y desempleo también.

Dentro del Impuesto sobre la Renta, en Estados Unidos varía según el estado civil del contribuyente, siendo éste además progresivo y por tramos, los cuales no se diferencian, desde un 10% a un 37%, pero los topes de renta cambian, siendo mayores para casados o cabezas de familia.

 

Cómo una Consultora de Recursos Humanos te puede ayudar

 

Dada la complejidad y la variedad que tienen los países en materia de regulaciones y de imposiciones fiscales, tener a mano una serie de expertos que puedan ayudarte en todo momento para tomar las decisiones correctas es clave.

Es por ello que surge una nueva forma de expandir las empresas, el EOR (o Employer of Record), a través de un proveedor conseguirás traspasar las fronteras y dar servicios en otros países en poco tiempo y a un menor coste.

INS Global es una Consultora de Recursos Humanos que nace en 2006 y ha ayudado a más de 600 empresas alrededor del mundo. Entre sus servicios se encuentran el Reclutamiento y Selección de Personal, la gestión de nóminas o la gestión de personal. Contáctanos y te responderemos en menos de 48 horas.

 

Hablemos