• de
  • fr
  • en

Joint Venture en China

Joint Venture en China

Una joint venture es un acuerdo comercial en el que al menos dos partes comparten recursos para lograr un objetivo específico. El éxito de esta asociación depende de la cooperación continua y coherente de las distintas partes involucradas. En China, la asociación entre una empresa extranjera y una entidad local para formar una joint venture es posible.

¿Por qué decidirse por una joint venture en China?

En primer lugar, no es necesario que los socios compartan los mismos intereses estratégicos o comerciales. La constitución de una joint venture con un socio chino permite a los inversores extranjeros:

  • Aprovechar el personal, las instalaciones, las redes de contactos, los canales de comunicación y otros recursos del socio local;
  • Evitar problemas administrativos y otras dificultades burocráticas;
  • Acceder a ciertos sectores e industrias en China;
  • Aprovechar la experiencia y el conocimiento del mercado que posee el socio chino para facilitar la integración en la cultura empresarial.

Crear una joint venture en China: puntos clave

Joint Venture en China
  • Permite a los inversores extranjeros contar con el personal de los socios y los medios ya existentes como red de contactos, canales de comunicación, etc.
  • La alianza con socios locales ayuda además a prevenir problemas administrativos y otras dificultades burocráticas.
  • Algunos sectores e industrias en China sólo son accesibles para los inversores extranjeros cuando se crea una joint venture con socios chinos.
  • Las partes intervinientes no pueden compartir los mismos intereses estratégicos o comerciales.

Condiciones para la constitución de una joint venture en China

  • Una joint venture se debe formar bajo la forma de una sociedad de responsabilidad limitada (LLC, por sus siglas en inglés).
  • No requiere capital mínimo.
  • La inversión aportada por el/los empresario/s extranjeros no será, por norma general, inferior al 25% del capital social de la joint venture.
  • Para los socios es posible realizar inversiones, bien en efectivo, mediante tecnología o en derechos industriales.
  • Una joint venture es administrada por una junta de administradores y directivos.

Desventajas de una joint venture

La elección de una joint venture para establecer un negocio en China implica ciertas concesiones y algunas dificultades:

  • La integración cultural, factor de éxito, puede ser muy lenta y difícil;
  • No posee control total sobre la entidad comercial, y es posible que tenga que afrontar algún que otro desacuerdo con el socio; y
  • Este «matrimonio» requiere adaptar la estructura organizativa para lograr una gestión eficaz y evitar conflictos.

El lanzamiento de una joint venture en China requiere un profundo conocimiento de las costumbres locales. Colaborando con INS Global, usted recibe el asesoramiento y la experiencia de una compañía experimentada y eficaz. Desde 2006 hemos hecho posible que numerosas empresas accedan al mercado chino mediante joint ventures que han garantizado su éxito en el país.


Acceso al mercado chino : joint venture y otros medios

Tenga una perspectiva más amplia de los medios de acceso al mercado chino

Joint Venture en China
Hablemos