• de
  • fr
  • en

LA RUTA VERDE DE LA SEDA

Share This Post
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

El compromiso chino con el Cambio Climático

Tras muchos años priorizando su “derecho al desarrollo” a los compromisos ambientales, en 2017 China se adhirió al Acuerdo de París. En esas fechas, algunas publicaciones científicas habían evaluado que entre los años 2000 y 2010[1] los costes sociales y sanitarios por contaminación podrían haber repercutido en la reducción de PBI chino en un 6% y se estaban convirtiendo en la práctica, en una carga en la asistencia social y sanitaria para sus habitantes.

Con la firma del Acuerdo, China se comprometió a reducir sus emisiones de dióxido de carbono en un 60% hasta 2020 y está decidida a alcanzar la neutralidad en emisiones de en 2060, lo que ha atraído la atención mundial hacia la transición energética nacional y la transformación verde del país.

En su estrategia para el recorte de emisiones, China ha adoptado un enfoque de libre mercado. El programa nacional de límites e intercambios de emisiones chino se convertirá en el mercado de derechos de emisiones más grande del planeta, dado que su tamaño será casi el doble que el de la Unión Europea y afectará al mercado de emisiones a nivel mundial.

En la implementación del programa, China ha pasado el año 2020 desarrollando un sistema nacional de informes y otro año realizando transacciones y análisis «simulados» y está siendo extremadamente cautelosa en la aplicación del sistema de intercambio de emisiones, para no socavar su crecimiento económico. Si bien el Gobierno indicó una serie de sectores obligados a adherirse al mismo entre los que están el sector eléctrico y en una fase posterior, «cuando las condiciones lo permitan», se expandirá a otras industrias como la petroquímica, la de materiales de construcción y la aviación.

Para la implementación del programa, durante el año 2020, China ha desarrollado un sistema nacional de informes y ha estado practicando con simulaciones de transacciones y análisis, siendo extremadamente cautelosa en su aplicación para no socavar su crecimiento económico. Si bien el Gobierno estableció una serie de sectores que debían adherirse obligatoriamente al mismo, entre ellos el eléctrico, en una fase posterior, “cuando las condiciones lo permitan”, se incluirán industrias como la petroquímica, los materiales de construcción y la aviación, entre otras.

Es ahora el momento de posicionarse, las medidas políticas más recientes están orientadas a cumplir el compromiso de China con los hitos a los que se ha comprometido en el marco del Acuerdo de Emisiones para 2030[2]. El agresivo lanzamiento de las energías renovables junto con el enfoque ecológico adoptado en los nuevos proyectos de infraestructura, permitirían al país el estar en condiciones de cumplir su compromiso para esa fecha.

Ahora es el momento de posicionarse. Las medidas políticas adoptadas más recientemente están orientadas a cumplir con los objetivos asumidos por China, establecidos en el marco del Acuerdo de Emisiones, para 2030[3]. El agresivo plan de impulso de las energías renovables junto con un enfoque ecológico en los nuevos proyectos de infraestructuras, permitirán que el país esté en condiciones de cumplir con su compromiso para esa fecha.

Oportunidades regionales para las empresas en China

Para las empresas que cuenten con capacidad para invertir en y con empresas chinas, las provincias interiores del país ofrecen hoy en día muy buenas oportunidades. El proceso de reforma hacia una industria mas ecológica se mira también como un factor puede dinamizar la economía y existe un apoyo decidido a través de políticas fiscales, soporte administrativo y concesiones inmobiliarias o de terreno para industrias que promuevan la innovación, la protección ambiental y el desarrollo de energías limpias[4]. En las ciudades, China está replanteando el proceso de urbanización que deberá albergar a más de 100 millones de personas en los próximos diez años y para reequilibrar el volumen de ingresos necesita modernizar su agricultura y la industria.

A las empresas que cuenten con recursos para invertir en y junto a empresas chinas, actualmente las provincias interiores del país ofrecen muy buenas oportunidades. El proceso de transformación hacia una industria más ecológica se toma como un factor más que puede dinamizar la economía, estando apoyado firmemente mediante políticas fiscales, soporte administrativo y concesiones inmobiliarias o de terrenos para las industrias que promuevan la innovación, la protección ambiental y el desarrollo de energías limpias[5]. En las ciudades, China está replanteando su planeamiento urbano que deberá albergar a más de 100 millones de personas en los próximos diez años. Por ello, para reequilibrar el volumen de ingresos necesita modernizar su agricultura e industria.

El Plan » Made in China 2025″[6]  enumera los sectores donde existen oportunidades de acceso al mercado para las empresas multinacionales en apoyo a la industria china. El Plan tiene como objetivo mejorar de manera integral la industria manufacturera en china, lanzándose como un plan transformador global bajo el lema: «la fabricación es impulsar la innovación, enfatizar la calidad sobre la cantidad, lograr el desarrollo verde, optimizar la estructura de la industria china y fomentar el talento humano”. En plan establece incentivar la inversión, específicamente en los sectores de:

  • Nuevas tecnología de la información .
  • Robótica y máquinas herramienta automatizadas
  • Equipo aeroespacial y aeronáutico
  • Nuevas tecnologías en equipamiento marítimo y logístico.
  • Equipo de transporte ferroviario moderno
  • Vehículos y equipos de energía renovables.
  • Equipamiento agrícola
  • Nuevos materiales
  • Productos biofarmacéuticos y médicos avanzados.

Oportunidades mas allá de las fronteras

Otro de los motivos por los que la transición energética nacional es una buena razón para invertir en China se debe a que la aplicación de este enfoque transciende la política interna. La búsqueda de la sostenibilidad está presente en los proyectos de infraestructuras y construcción que las empresas chinas llevan a cabo en el extranjero y particularmente en los países asiáticos que se han sumado a la Iniciativa Belt and Road (BRI)[7].

El compromiso chino de ecologizar la BRI ofrece una oportunidad única para impulsar el desarrollo sostenible en muchos países de la Ruta[8]. El crecimiento de los proyectos en el sector de las energías renovables en los países de la BRI ha sido progresivo, superando a las convencionales por primera vez en el año 2020[9].

A pesar de que 2020 se ha caracterizado por un bajo nivel de inversión directa a nivel mundial, durante ese año, países como Vietnam, Zambia Qatar, Panamá o Polonia han sido el destino de inversiones en energía renovable de multinacionales con participación china.

El valor de lo verde

China ha demostrado que el compromiso con el cambio climático no es una amenaza para el crecimiento económico. Durante el decenio 2005 a 2015 la economía china creció 1.48 veces y al mismo tiempo el uso intensivo del carbón y otras energías fósiles disminuyeron un 38.6 por ciento. Además de estas ventajas macroeconómicas, la mejora en los métodos productivos se traduce en un mejor posicionamiento en el acceso al mercado global. Por ejemplo, en el caso de la Unión Europea (UE), la Comisión[10] publicó en 2019 una serie de orientaciones legales relativas a la participación de licitadores extranjeros en el mercado de la UE[11]. Éstos deben respetar las reglas de la Unión en materia de contratación, lo que incluye normas de seguridad, laborales y medioambientales.

Las inversiones mixtas con estas características ofrecen oportunidades de negocio “de ida y vuelta” a las empresas establecidas en China, especialmente ante la futura posibilidad de contar con un acuerdo bilateral de inversiones entre China y la UE. También amplia las oportunidades de financiación desde otras fuentes internacionales como el Banco Mundial, IFC el AfDB, el ADB, o el EBRD[12]. Entidades financieras que condicionan su apoyo a la aplicación de criterios medioambientales y sociales.

Mas allá del acceso a la financiación de proyectos, existe una demanda generalizada de que la recuperación pospandémica sea ecológica. En 2020, ha crecido, junto con la tecnología de la información y la inteligencia artificial, la preocupación por la salud individual y del planeta.

Existe una demanda generalizada hacia un cambio en el modelo de crecimiento económico, aquellas empresas que cuenten con una imagen de compromiso con el medioambiente reforzarán sus oportunidades de negocio en todo el mundo.

Mas allá del acceso a la financiación de proyectos, existe una demanda generalizada para que la recuperación postpandémica sea ecológica. En 2020, ha crecido, junto con la tecnología de la información y la inteligencia artificial, la preocupación por la salud individual y del planeta. La petición global hacia un cambio en el modelo de crecimiento económico refuerza las oportunidades de negocio a aquellas empresas que cuenten con una imagen de compromiso con el medioambiente, en todo el mundo.

Contar con experiencia en el terreno es crucial

En la República Popular de China y debido a la especial estructura territorial y competencial, los gobiernos locales pueden tomar la iniciativa en la elaboración de la legislación regional [13].  En sus políticas, las autoridades locales están obligadas a alcanzar los objetivos de transformación ambiental que las autoridades centrales han establecido. La comunicación con estos agentes regionales es crucial para acceder a ayudas y gestionar procedimientos administrativos relativos a la autorización, tributación de impuestos y emisión de licencias que permitan optimizar la rentabilidad de las inversiones.

El marco regulatorio para la inversión extranjera cambió recientemente., el 31 de diciembre de 2019, el Consejo de Estado de China publicó el Reglamento de Implementación de la Ley de Inversión Extranjera de la República Popular China (el «Reglamento de Implementación de FIL») que junto con la Ley de Inversión Extranjera (la “FIL”) entraron en vigor el 1 de enero de 2020. Las nuevas empresas constituidas después de esta fecha se regirán por dicha Ley y las ya constituidas deberán adaptarse progresivamente.  Este nuevo entorno regulatorio para la Inversión Extranjera en China persigue igualar el proceso de configuración para empresas nacionales y extranjeras, evidenciando aún más, si cabe, la necesidad de conocer y tratar con un sistema normativo más complejo de lo que podría ser en otras jurisdicciones. INS Global es la empresa que necesita para minimizar el riesgo y optimizar la contratación y la inversión en el terreno.

[1] LIANG MA Y WENXUAN YU Subjective and Objective Air Quality in Urban China:  !e Moderating Effect of Environmental Transparency ..CHINA POLICY JOURNAL Vol. 1, No. 1, Fall 2018 Policy Studies Organization pp.86.

[2] YE QIAB Y OTROS The policy-driven peak and reduction of China’s carbon emissions. Advances in Climate Change Research Volume 11, Issue 2, Junio 2020, Pp 3. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.accre.2020.05.008.

[3] YE QIAB Y OTROS The policy-driven peak and reduction of China’s carbon emissions. Advances in Climate Change Research Volume 11, Issue 2, Junio 2020, Pp 3. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.accre.2020.05.008.

[4]  GALLO, J, AND JOHNSON. C. CAIXIN Manufacturing Is Not Leaving China

Vol No,2. 28.1.20121. Disponible e: https://www.caixinglobal.com/2021-01-28/opinion-no-manufacturing-is-not-leaving-china-101657224.html

[5]  GALLO, J, AND JOHNSON. C. CAIXIN Manufacturing Is Not Leaving China

Vol No,2. 28.1.20121. Disponible e: https://www.caixinglobal.com/2021-01-28/opinion-no-manufacturing-is-not-leaving-china-101657224.html

[6] MENG, F., XU, Y.  ZHAO, G. Environmental regulations, green innovation and intelligent upgrading of manufacturing enterprises: evidence from China. Sci Rep 10, 14485 (2020). Disponible en: https://doi.org/10.1038/s41598-020-71423-x

[7]FRAILE TORRES. J. ICEX Oficina Económica y Comercial

de la Embajada de España en Pekín. Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII).Pp.7. Disponible en:www.icex.es%3A443%2Ficex%2Fes%2Fnavegacion-principal%2Ftodos-nuestros-servicios%2Finformacion-de-mercados%2Festudios-de-mercados-y-otros-documentos-de-comercio-exterior%2Findex.html%26site%3DicexES&usg=AOvVaw1E042FChfqJcd-EMr7FRsR

[8] GIACCONI G. Chinese Sustainability Projects Abroad. European Chamber of Commerce. Conference. Shanghái. 5.2.2021.

[9] CHRISTOPH NEDOPIL WANG Investments in the Chinese Belt and Road Initiative (BRI) in 2020 during the Covid-19 pandemic. Green belt and road initiative center. Brief: Julio, 2020. Pp.3

[10] Comisión Europea.

[11] COMISIÓN EUROPEA Comunicación de la Comisión. Directrices sobre la participación de licitadores y bienes de terceros países en el mercado de contratación pública de la UE.13.8.2019 C/2019/5494. DISPONIBLE EN: https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=uriserv:OJ.C_.2019.271.01.0043.01.SPA

[12] International finance corporation (IFC), African Development Bank (AfDB), DB, Asian Development Bank (ADB), European Bank for Reconstruction and Development (EBRD).

[13] CPLC. As of April 2019, 46 national and 28 subnational jurisdictions are putting a price on carbon BANCO MUNDIAL. Pp. 1. 20.4.2019. Disponible en: https://www.carbonpricingleadership.org/who/https://www.carbonpricingleadership.org/who/

Share This Post
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Content