• de
  • fr
  • en
Cómo contratar a un extranjero para trabajar en España

En el mundo empresarial, la apertura a nuevos mercados que se ha ido produciendo en los últimos años a nivel global ha permitido que las empresas puedan expandir su negocio más allá de sus fronteras.

No solo desde el plano comercial, sino que la posibilidad de contratar a alguien que pueda trabajar para la empresa siendo de otro país ha hecho que la búsqueda de alguien perfectamente cualificado sea más sencilla para el departamento de Recursos Humanos, además de las facilidades que suponen las tecnologías de hoy en día que no hacen necesario que la persona esté de manera física en la empresa.

En los últimos años han surgido numerosas empresas de Recursos Humanos que ayudan a la búsqueda de profesionales extranjeros para llevar a cabo el desempeño de actividades fuera del país.

 

Contratación de extranjeros de la Unión Europea para trabajar en España

 

En el caso de que el candidato al puesto sea una persona que resida en alguno de los países de la Unión Europea, la contratación se trata de las mismas condiciones que si fuese de nacionalidad española, sin tener en cuenta de qué país miembro es.

Puede haber excepciones dentro de los procesos de contratación de la Administración Pública, en el que la nacionalidad española es un requisito indispensable para conseguir el puesto.

 

Contratación de extranjeros de fuera de la Unión Europea para trabajar en España

 

Al contrario que con los extranjeros residentes en la UE, la contratación que va más allá de los países comunitarios es diferente, ya que la presentación de documentos es necesaria para que se pueda conseguir trabajar.

Para ello, los documentos necesarios son el permiso de trabajo y el de residencia, aunque no es siempre necesario ambos. Algunos de las condiciones que pueden darse son:

          Permiso de residencia temporal con permiso de trabajo: tiene la condición como cualquier otro empleado, pero ambos documentos deberán estar en vigor para poder llevar a cabo la actividad laboral.

          Permiso de residencia sin permiso de trabajo: son generalmente personas en periodo de estudios, que pueden trabajar siempre y cuando su horario sea compatible con el de estudiante.

          No residentes sin permiso de trabajo: al necesitar ambos permisos de trabajo, aquellas personas que se encuentren en esta situación no podrán desarrollar ninguna actividad laboral al no poder firmar el contrato. Hay que tener en cuenta que aquellos trabajadores contratados sin el permiso de residencia pueden suponer multas por parte de la Administración Pública de extraordinaria cantidad.

 

¿Cómo contratar a un extranjero en España y que trabaje en el país de origen?

 

Poder contratar a un extranjero en España y que desempeñe su trabajo en su país es posible. En este caso, los requisitos son realizados por el país de origen, y dentro del marco de la UE, es posible, aunque cambian según los países.

Por lo general, es necesario que la empresa esté registrada en el país con la condición de empleador extranjero (Foreign Employer), así como de estar dado de alta en la Seguridad Social respectiva de cada país para cada trabajador y tener en cuenta la cantidad a pagar a las autoridades fiscales en materia de impuestos.

 

¿Qué documentos se requieren para contratar a un extranjero?

 

La empresa deberá presentar frente a la autoridad competente de cada región española, el modelo de solicitud junto con un duplicado firmado por esta. Además de la solicitud, otros documentos son necesarios:

          El contrato original con su copia, adaptándolo a las condiciones de trabajo existentes.

          Acreditación de la exención de considerar la situación nacional de empleo si se diera el caso.

          Documento que acredite los medios utilizados para el proyecto en el que se va a ver contratado el trabajador.

          Copia del pasaporte en vigor del extranjero o la cualificación profesional, que le acredite a poder ejercer esa tarea.

          NIF del empleador con un documento legal que acredite que puede ser el representante de la empresa para poder realizar el trámite.

 

¿Qué condiciones deben darse por parte del trabajador para poder ser contratado?

 

Por parte del empleador, tienen que darse cuenta de que la situación nacional de empleo permite la contratación, pudiendo demostrar la dificultad para encontrar empleados que puedan cubrir ese puesto de trabajo con el documento del Servicio Público de Empleo.

Además, deberá estar dado de alta en la Seguridad Social, así como estar en regla con cualquier requerimiento por parte de la Agencia Tributaria, demostrando así que garantiza la actividad continua del trabajador, así como de que dispone de medios materiales.

En el caso del empleado, el principal requisito es que no esté en una condición de irregularidad en España, así como que no cuente con antecedentes penales y esté en posesión del documento que acredite su cualificación para desarrollar las actividades del puesto.

 

¿Cuáles son los permisos existentes en España?

 

En España hay principalmente cuatro tipos de permisos de trabajo:

          Permiso temporal con permiso de trabajo: es el general, y como se ha comentado antes, tiene la condición de empleado como cualquier otra persona originaria del país.

          Permiso de trabajo por cuenta propia: permite el derecho a trabajar y el permiso de residencia temporal en el caso que quiera desarrollar actividades por cuenta propia y conseguir lucrarse con ello.

          Permiso de trabajo por cuenta propia: permite al trabajador un permiso de trabajo superior a 90 días para desempeñar la actividad laboral por cuenta ajena, teniendo que pedir la autorización la empresa al órgano competente para conseguir la autorización de residencia y trabajo.

          Permiso de residencia permanente: este tipo permite al trabajador tener una condición de manera indefinida en las mismas condiciones que cualquier otro trabajador. Para ello, es necesario que haya tenido un permiso de residencia durante cinco años de manera continuada, además de no estar irregularmente, carecer de antecedentes penales en España, no tener prohibida la entrada a España y no encontrarse dentro del periodo de no retorno una vez se abandona el país.

 

¿Cómo tributan los extranjeros en España?

 

Dependiendo de la condición del trabajador del país en cuanto a materia fiscal un trabajador extranjero puede tributar de una manera u otra. Es importante resaltar que es necesario saber si el trabajador es un residente fiscal o no para comprobar cuál es el importe.

          Trabajador con residencia fiscal: tributa como cualquier otro trabajador del país que sea originario, a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, con las diferentes tablas y retenciones según la cuantía.

          Trabajador sin residencia fiscal: se le aplicaría el Impuesto sobre No Residentes, que fija en un 24% la retención, excepto en aquellos casos que pueda acreditar su origen de un país de la Unión Europea, Islandia o Noruega.

          Estudiantes extranjeros residentes: tienen una retención mínima del 2% dependiendo del tipo de contrato, en aquellos que sea por ejemplo de duración menor a un año o sean de prácticas.

          Estudiantes extranjeros no residentes: la retención del 24% se les aplica, hasta que pasados seis meses pasan a tributar por las tablas generales del IRPF.

La ‘’Ley Beckham’’ surgida en 2004 es la que demarca la tributación de aquellas personas extranjeras en España. Entre los requisitos para acogerse a esta legislación está no haber sido residente durante los anteriores 10 años en España y que el desplazamiento haya sido por un contrato de trabajo. Tributarán al 24% en los siguientes 6 años, excepto cuando la ganancia sea mayor a 600.000 euros, que tributan al 45%.

 

Cómo llevar el proceso de Selección del Personal.

 

En el proceso de Reclutamiento y Selección de Personal en un proceso de contratación es importante seguir los pasos para que se haga de manera correcta.

La utilización de un software para agilizar el proceso de Reclutamiento y posterior cribado, además de las diferentes entrevistas y cuestionarios para poder tenerlo en cuenta a la hora de la Selección es importante también.

En las empresas normalmente estos procesos los lleva el departamento de Recursos Humanos correspondiente, pero ha surgido un fenómeno nuevo, el Outsourcing de la gestión de nóminas, que trata de la externalización de estos procesos a terceras empresas. Estas empresas llevarán a cabo todos los procesos y procedimientos para poder realizar las contrataciones cumpliendo con todas las legislaciones, sin tener ningún problema legal.

 

Cómo puede ayudarte una Consultora de Recursos Humanos

 

Como ya se ha comentado, han surgido una serie de nuevas empresas llamadas a hacer el trabajo de Recursos Humanos de las corporaciones. Estas son las Consultoras de Recursos Humanos, que cuentan con un equipo de profesionales que harán una búsqueda exhaustiva de trabajadores ideales para el puesto, respetando la legislación del país y cumpliendo con todos los requisitos.

INS Global es una Consultora de Recursos Humanos que nace en 2006 y ha ayudado a más de 600 empresas. Entre sus servicios está el Outsourcing de la Gestión de Nóminas, del Reclutamiento y Selección de Personal o el EOR (Employer of Record) para la expansión hacia otros países. Contáctanos y te contestaremos en menos de 48 horas.

 

 

Hablemos