< img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1100159444078276&ev=PageView&noscript=1" /> Contratar personal en España en 2022 - INS Global
  • de
  • fr
  • en
Contratar personal en España en 2022

España en 2022

 

España es un país estratégico con una de las economías más importantes, ocupando el cuarto lugar entre las europeas y el decimocuarto en el total mundial. Según el banco mundial tiene un PIB de 1,28 billones de dólares, atrayendo a más de 14.600 empresas extranjeras, destacando que, entre las 100 mayores compañías del Forbes Global 2000, 70 se operan en territorio español.

Junto a una economía sólida, España goza de excelentes relaciones diplomáticas, ocupando en 2022 el segundo rango de poder de pasaporte, según el Passport Index de Arton Capital, al poder acceder a 164 países sin requerimiento de Visado previo.

 

5 razones para contratar talento en España

 

Entre las razones para contratar talento en España destacan las 5 siguientes:

 

1.       Acceso a un gran mercado

 

Con una población de más de 47 millones de habitantes España registró más de 82 millones de visitas extranjeras anuales en 2019, previo a la pandemia, Además de ser un atractivo turístico muy destacado, como miembro de la Unión Europea, tiene acceso a un mercado de más de 500 millones de consumidores, sin ninguna restricción.

Gracias a que el español es el segundo idioma más usado en el mundo, goza de unas excelentes comunicaciones con la región LATAM lo que amplía el número de consumidores en 600 millones más. A esto hay que añadir que, por su cercanía y situación geográfica estratégica, mantiene importantes vías comerciales con la región MENA, añadiendo otros 500 millones de consumidores.

La explotación de mercados tan diversos y extensos se consigue gracias al desarrollo empresarial y un alto grado de internacionalización, ocupando el décimo lugar, según el índice OCDE FDI Regulatory Restrictiveness Index.

 

2.       Un país emprendedor

 

Madrid y Barcelona son los grandes centros de impulso emprendedor, creando multitud de nuevas empresas en los últimos años. De hecho, Barcelona ha sido reconocida por Wired Magazine como una de las capitales más importantes de Start-ups de Europa.

Abrir una empresa en España es un proceso relativamente sencillo. Siempre que el objetivo empresarial sea la innovación, el desarrollo industrial, la tecnología o la creación y promoción de empleo, el gobierno ayudará o subvencionará económicamente a nivel local, regional o nacional, estimulando así la economía.

 

3.       Mercado laboral competitivo

 

Según la normativa y el código de buenas prácticas de la OCDE, España dispone de un marco legislativo moderno, flexible y transparente. Con una población activa de más de 23 millones de personas, la productividad española ha mantenido una tendencia ascendente, creciendo por encima de la media europea en los últimos años.

Con unos costes salariales más competitivos que en otras grandes economías de Europa, las empresas extranjeras presentes en España emplean de forma directa a 1,4 millones de trabajadores, ocupando el quinto puesto europeo, según el Foreign Affiliates Statistics elaborado por Eurostat.

 

4.       Talento

 

Situaciones como la crisis económica o la pandemia de COVID-19 han puesto de manifiesto que, a pesar de las consecuencias directas que supusieron el incremento de la tasa de desempleo hasta el 21%, la sociedad española es altamente innovadora.

A nivel de formación, España es el sexto país del mundo y el tercero de Europa en cuanto a población con estudios superiores, según el Informe GTCI 2020 del INSEAD. Los españoles también destacan por ocupar el puesto 11º entre los países del mundo con mayor disponibilidad de ingenieros y científicos, el cuarto europeo, según el Instituto de Estudios Económicos, y, también, el puesto 11 del mundo en publicaciones científicas, según el ranking de Scimago Journal & Country Rank.

 

5.       Calidad de vida

 

Factores como la seguridad, el clima y un alto índice de salud, contribuyen a que el país sea el destino favorito de extranjeros para vivir y trabajar.

Con un sistema de salud universal, el acceso a los servicios sanitarios es igual tanto para los españoles como para los trabajadores extranjeros. Según el Global Competitiveness Index, del World Economic Fórum, el sistema sanitario español ocupaba el primer puesto a nivel mundial en 2019. Además, es el segundo país del mundo y el primero de Europa en esperanza de vida, según la OCDE, gracias a su clima suave y a sus hábitos alimenticios, siendo el mayor representante de la dieta mediterránea.

Entre los países más seguros del mundo España ocupa el puesto 31 en 2021, según el Global Peace Index. Esto, junto a la gran cantidad de horas de luz natural, favorece que se dediquen más horas a actividades de ocio, situándose como el segundo país en el Índice de Calidad de Vida de la OCDE.

 

¿Cuáles son los costes con los que debes contar?

 

Cuando una empresa decide contratar a un trabajador en España debe contemplar los siguientes costes:

 

Contribuciones a la Seguridad Social

 

En España tanto la empresa como el empleado contribuyen a la Seguridad Social, aunque en diferentes cantidades:

  • Empresa: 29,90%:
    • 23,60%: Contingencias comunes (base de cotización mínima entre 1.166,77 EUR y 1.629,30 EUR, según grupo de cotización, y máxima de 4.139,40 EUR)
    • 05,50%: Desempleo (tipo general).
    • 00,20%: Fondo de garantía salarial (FOGASA).
    • 00,60%: Formación profesional.
  • Empleado: 06,35%:
    • 04,70%: Contingencias comunes.
    • 01,55%: Desempleo (tipo general).
    • 00,10%: Formación profesional.

 

Impuestos

 

Los impuestos que pagan los trabajadores en España se establecen a partir de su salario, en función de los tramos de la siguiente tabla:

  • 19%: hasta 12.449 EUR.
  • 24%: desde 12.450 EUR hasta 20.199 EUR.
  • 30%: desde 20.200 EUR hasta 35.199 EUR.
  • 37%: desde 35.200 EUR hasta 59.999 EUR.
  • 45%: desde 60.000 EUR hasta 299.999 EUR.
  • 47%: desde 300.000 EUR.

 

Salario mínimo y ciclo de nóminas

 

Además de las contribuciones e impuestos se ha de contar con que el salario bruto mínimo interprofesional es de 1.000,00 EUR al mes, aunque si la empresa está regulada bajo un convenio colectivo será este quien fije la cuantía definitiva, siendo siempre, superior.

Se ha de tener en cuenta que el pago de la nómina es mensual y que además de las doce pagas correspondientes a cada mes del año, hay que añadir dos más, en junio y diciembre.

 

Horas extra

 

La jornada laboral máxima dura 40 horas semanales, estableciéndose su duración y distribución en los convenios colectivos. Igualmente, la regulación del pago de toda hora extraordinaria vendrá contemplado en dichos convenios. Como norma general, no se podrá exceder de 80 horas por año.

 

Permisos retribuidos

 

En España existen distintos tipos de permisos retribuidos como las vacaciones, que tienen un mínimo de 22 días laborables de duración o 30 días naturales, 14 días de fiestas nacionales y locales, los permisos por maternidad y paternidad, por enfermedad, etc. Cada uno de estos permisos tendrán una retribución diferente según el tipo. Por ejemplo, las vacaciones se abonarán como jornadas normales y la baja médica dependerá de la duración, no percibiendo nada durante los 3 primeros días, el 60% del salario del cuarto al vigésimo día de baja y 75% de la base reguladora a partir de vigésimo primero.

 

Finalización del contrato

 

Por último, se ha de tener en cuenta las indemnizaciones por despido las cuales dependen de múltiples factores y se establecen en función de los convenios colectivos, del salario percibido anualmente y de la antigüedad en la empresa.

Además, para evitar costes extraordinarios, se ha de notificar al trabajador el despido y la causa por la cual se termina el contrato. El período de preaviso varía en función de los contratos y de los convenios colectivos. Existen determinadas causas justificadas, como desobediencia o negligencia, por las que el período de preaviso no se aplica.

 

Cómo contratar en España sin una empresa

 

Si deseas empezar a contratar en España, pero no tienes presencia física en el país, puedes recurrir a distintos tipos de servicio que te garanticen el cumplimiento de las regulaciones locales.

Entre las formas de contratar a personal para tu empresa, sin una entidad española, destacan servicios como el BPO de Recursos Humanos o Employer Of Record (EOR)

Ambas soluciones tienen un funcionamiento similar. Contratan al candidato deseado a través de sus propias entidades, legalmente establecidas en el país de destino y los ponen a tu disposición para colaborar en sus proyectos.

Los profesionales que integran estas organizaciones acumulan gran experiencia y se forman continuamente, garantizándote que tu personal cumplirá con todos los requisitos laborales exigibles y que operarás legalmente en el país.

 

Hablemos